Conoce la historia de los niños cusqueños que aman leer

Gracias al trabajo de la UGEL de Calca, la ONG World Vision y de los padres de familia, los menores incrementan su capacidad de entender lo que leen

base_image

Mira aquí la galería de fotos

VANESSA ROMO

La historia comienza hace cuatro años, cuando a las manos de Juan Luis, de 9 años, llega “Clemencia, la vaca”. Era un libro pequeño, lleno de dibujos y una historia que no dejó hasta terminarla. Pero no lo hizo por obligación. El profesor no los había dejado leerlo solos y en silencio como otras veces, sino que lo leyeron juntos, lo entendieron juntos. “Los libros servían para divertirnos”, descubrió Juan Luis, el niño cusqueño de ojos amables que se agrandan cuando lee.

Frente al nevado Pitusiray, en la comunidad de Banderayoc, Juan Luis y sus cuatro hermanos menores no saben qué es una vida sin historias. Su madre Agustina les tiene esta tarde una leyenda que le contaba su madre de niña, sobre un ave y un zorro. Su padre Feliciano les cuenta que pronto estarán listos los cuartitos que ha construido con adobe y paja para que cada uno tenga un lugar donde estudiar. A 3.900 metros de altura, la felicidad para Juan Luis es su presente.

UN TRABAJO DIARIO
Para que la historia de Juan Luis exista, hace cuatro años se comenzó un trabajo fuerte y diario en la provincia de Calca, a más de una hora de Cusco. Trece colegios, tanto urbanos como rurales, fueron los escogidos para cambiar la pobre realidad de la comprensión lectora: en promedio, solo 28 de cada cien niños entendían lo que leían en Calca.

Daniel Yépez, asesor nacional en Niñez y Educación de la ONG World Vision Perú, cuenta queahora son 71 de esos 100 los que comprenden lo leído.

“Hay que entender que cada niño es un agente de cambio y que no es una víctima; solo necesita oportunidades”, dice Yépez.

Bajo esta premisa, World Vision conversó con la Unidad de Gestión Educativa Local (UGEL) de Calca para empezar con ludobibliotecas en los colegios, espacios amigables para que los niños pierdan el temor al libro. “Lo que hemos logrado es que al niño le guste lo que lee y, por consecuencia, lo entienda”, dice Dennis Huayhua, director de esta UGEL .

La capacitación de profesores con estrategias de animación a la lectura fue el primer paso a fines del 2008; luego siguió el compromiso de las autoridades locales con proyectos como el Festival de la Lectura y lo más importante, el papel de los padres en este cariño del niño al libro.

“Los papás nos preguntaban cómo iban a enseñarles a leer si muchos de ellos no sabían hacerlo”, dice Marisol Maldonado, educadora de la ONG. “Cuéntale a tus hijos la historia de cómo se enamoraron en la chacra, de las leyendas de tu pueblo”, les decía.

Los papás asumieron tanto la responsabilidad que incluso destinan un porcentaje de la cuota de Apafa para comprar libros. Por eso, ahora que acabó el proyecto con la ONGla UGELextenderá la experiencia a otros 111 colegios.

LOS CUENTOS SIN FIN
En las alturas de Calca, la fría escuelita de Chaipa es un lugar feliz. Aunque algunos padres se rehúsan, los niños van con sus trajes de mostacillas e hilos de colores, típicos de la zona, para que aprendan a estar orgullosos de lo que son.

Aquí aprenden leyendo en quechua y en castellano. Para entender también teatralizan sus historias.

A una hora de Chaipa, en el colegio San Román de Calca, el timbre del recreo ha sonado. Ruby y sus 9 años corren felices hacia la biblioteca. Agarra un libro ilustrado de Julio Ramón Ribeyro y lo abraza como a una muñeca. “Yo tele no veo mucho. Más me gusta leer”, dice y se echa sobre la alfombra, apoya los codos en el suelo y se pierde entre las páginas coloridas.

“La idea de ir a la biblioteca como castigo ya no existe aquí. Incluso a mis alumnos les he pedido que lean 15 minutos antes de dormir. El otro día vino una madre a decirme que su hijo simplemente no va a dormir si no lee”, dice la profesora Elvira Cáceres.

En Banderayoc, el cuento de Juan Luis continúa. Muestra orgulloso “El viejo y el mar”, el libro de Hemingway que leyó en dos días. Ya ha comenzado con “Mi planta de naranja lima”. Pero este cuento no tiene final. Es decir, la historia del niño de los ojos amables y su amor por la lectura ya no tendrá fin, felizmente.

¿CÓMO APOYAR?: VISIÓN MUNDIAL
Si quiere conocer más sobre los proyectos de World Vision y colaborar con ellos como voluntario, con donaciones u ofreciendo algo del catálogo de regalos, ingrese a www.visionmundial.org.pe.

5 Formas de ayudar a los estudiantes a automotivarse

niña-música“Desearía que mis estudiantes se preocuparan más” Muchos profesores – jóvenes y veteranos – lo han dicho o al menos lo han sentido. Trabajamos duro para motivar a nuestros estudiantes pero ¿cómo ayudar nosotros a que ellos se auto motiven?

Hemos estado leyendo el libro de Larry Ferlazo “ Helping Students Motivate Themselves: Practical Answers to Classroom Challenges ” y compartimos estos cinco tips para ayudar a nuestros estudiantes desarrollar su motivación intrínseca.

Alentar a los estudiantes a tomar riesgos

Muchos de nosotros no disfrutamos cometiendo errores y menos aún en público. Como resultado, a menudo evitamos enfrentar nuevos desafíos. Entonces, como alentamos a nuestros estudiantes a tomar riesgos por si mismos? Según Ferlazzo podemos empezar omitiendo los halagos. Frases como: “June, tu eres muy inteligente” parece inocuo incluso útil, pero en realidad, centra la atención de nuestros estudiantes a mantener una imagen, no en llevarlos a nuevos límites. En lugar de alabarlo, alaba acciones específicas. Diciendo cosas como: “haz trabajado muy duro hoy” o “ tu oración comunica la idea principal muy bien” puede, como Ferlazzo sugiere: “hace que los estudiantes tengan más control de sus éxitos, y este hacer bien es menos dependiente de su inteligencia natural”

Construir relacionesniña-papá

La investigaciones continúan para encontrar la conexión entre relaciones profesor-estudiantes positivas y éxitos académicos. Hay muchas maneras en que podemos fomentar las relaciones más significativas con los estudiantes, pero tal vez el mejor lugar para comenzar es con nosotros mismos. Ferlazzo sugiere que demos un paso atrás y consideremos como pensamos y hablamos a nuestros estudiantes.

Usar un lenguaje negativo para describir un comportamiento desafiante a menudo distorsiona la forma en que lo vemos. Si etiquetamos a los estudiantes a quienes vemos desmotivados o desencajados como “testarudos” o “flojos”, entonces nuestra reacción a estos estudiantes será, más a menudo que no, negativa. Sin embargo, si nosotros vemos a ese mismo estudiante como “empeñado” o “persistente” vamos a tener más probabilidad de transmitir respeto.

Utilizar aprendizaje cooperativo

Las conferencias son, por su propia naturaleza, las actividades pasivas. Claro, los estudiantes pueden tomar notas o hacer preguntas ocasionales pero las ponencias hacen muy poco para desarrollar la motivación intrínseca de los alumnos.
Mientras Ferlazzo no está sugiriendo que desechemos las conferencias por completo, él nos anima a mantenerlos al mínimo. En lugar de dar conferencias, hay que encontrar maneras de incorporar el aprendizaje cooperativo en las lecciones. Estos pueden ser tan básicos como “piensa-juntate-comparte” (think-pair-share) o más ambiciosa como problema y el aprendizaje basado en proyectos.

Establezca expectativas específicas

???????????

Aquí hay un tip de Robyn Jackson. Muy a menudo lo que parece ser la resistencia de los estudiantes es en realidad la confusión sobre nuestras peticiones vagas. Considere la diferencia entre lo siguiente:
• Te esforzaras más para prestar atención en clase?
• Durante la clase, quiero que mantengas la cabeza fuera del escritorio, mantengas los ojos abiertos puestos en mí, y pon todo tu material sobre el escritorio.
Nota la forma de la primera, carece de instrucciones específicas, no da al estudiante una idea clara de lo que se espera del él o ella. Siempre da a tus estudiantes pasos concretos para hacer la actividad.

Crear oportunidades para que los estudiantes tomen decisiones

La mayoría de nosotros estamos motivados cuando sentimos que tenemos el control sobre nuestro entorno. Invite a los estudiantes a tener una voz en las decisiones del aula-donde se sienten, en día prueba, en el orden en que estudian las unidades, o incluso cuando una planta se deben colocar en el salón de clases – puede ayudar a desarrollar una mayor sensación de control.

Traducido por: Instituto Maestro21 (LCR)
 

Maestro21.org

[recent_posts style=»1″ posts_num=»5″][/recent_posts]

Cómo Estudiar para un Examen Parcial

Sabemos que los exámenes parciales y, en algunos casos los exámenes finales, se acercan ya para muchos de vosotros. En este artículo os proporcionamos algunosconsejos de estudio e ideas para elaborar un plan de estudios efectivo que os permita organizar vuestros estudios desde hoy hasta el día en el que te presentes a hacer tu primer examen parcial.

Las Semanas y Meses Antes de los Exámenes

Cómo-estudiar-para-un-examen-parcial-online

1. Organización: Esta es una de las técnicas de estudio más efectivas que se conocen, y sin embargo es una de las más infravaloradas. Elaborar un calendario de estudio te ayuda a organizar tus objetivos de estudio y asignar una escala de tiempo para alcanzarlos. Su uso incrementa además tu motivación para sentarte y empezar a estudiar.

2. Reglas Mnemotécnicas: Las reglas mnemotécnicas consisten en asociar ciertos conceptos con otros que nos resultan más familiares. La mnemotecnia es especialmente útil para memorizar listas. Un ejemplo sería “PRO METo a ANA ver la TELE”. Esta regla mnemotécnica ayuda a recordar las fases de la mitosis celular: Profase, Metafase, Anafase y Telofase.

3. Procrastinación: Saber superar la procrastinación es una habilidad clave cuando se trata de triunfar en los exámenes parciales. Mantenerse motivado y organizado es la mejor manera de dejar de procrastinar.

4. Estilo de Aprendizaje: Saber cuáles son las mejores técnicas de estudio para ti es indispensable para aprender de una manera efectiva y asimilar nueva información con facilidad. Algunas personas prefieren leer y otras prefieren escuchar. Otros aprenden más fácilmente haciendo, mientras que a otros les resulta más efectivo planificar las cosas con lógica. Conocer cómo sacar el máximo provecho a tus habilidades y estilo de aprendizaje te ayudará a la larga. Este conocimiento tendrá un impacto sobre tu estrategia y tu plan de estudios en las semanas próximas al examen parcial. Descubre qué tipo de aprendizaje se adapta mejor a ti en nuestro post “Cómo sacarle el máximo rendimiento a tu estilo de aprendizaje“.

5. La Mejor Hora de Estudio:¿Eres una persona madrugadora o prefieres la noche? Tu respuesta definirá cuándo has de estudiar. Tener esto claro te ayudará a aprovechar tu tiempo de estudio al máximo. Recientemente publicamos un post con una comparativa sobre las diferencias entre estudiar de noche o de día. Te recomendamos su lectura para profundizar más en este tema.

La Semana Antes del Examen Parcial

La semana antes de un examen parcial NO es el mejor momento para empezar a estudiar. La semana anterior a un examen debe ser el momento en el que repasar todo lo que has estudiado hasta entonces. Si has creado un calendario de estudioy seguido tu plan, a estas alturas debes estar suficientemente preparado para triunfar en los exámenes.

Es importante que recuerdes que no es necesario cubrir el 100% de cada asignatura. Puedes estudiar el 80% de una materia a fondo pero te costará más tiempo y esfuerzo estudiar el 20% restante. En la mayoría de casos es mejor pasar a otra área, en vez de perder mucho tiempo y energía en estudiar esa parte. Además, muchas asignaturas no requieren que estudies todos los capítulos del temario. Muchas veces podrás dejar algunas secciones y evitar preguntas sobre ellas en el examen.

Algo que sí debes hacer la semana antes del examen es asegurarte de conocer el formato del examen. Tener un conocimiento en profundidad sobre la estructura del examen es imperativo. Tu profesor debe informarte sobre el formato y si no lo hace, asegúrate de preguntarle. Antes de entrar en el examen debes conocer cuánto tiempo durará, de qué secciones se compone, qué peso tiene cada una de ellas dentro de la puntuación final, qué tipos de preguntas se plantearán, y cuánto tiempo has de dedicar a cada una.Cómo-estudiar-para-exámenes-parciales

Llegados a este punto te recomendamos que uses palabras que desencadenen un proceso de pensamiento para poner a prueba tu conocimiento sobre un tema. Al oír este tipo de palabras, tu mente empieza a hacer conexiones automáticamente, desencadenando una serie de pensamientos, términos, conceptos y definiciones. De manera similar a un Mapa Mental, estas palabras actúan como una idea central que provoca una serie de pensamientos sobre información relacionada. Si eres capaz de superar este ejercicio con éxito, puedes estar seguro de haber asimilado bien el contenido de una materia.

La Noche Antes del Examen

Ningún estudiante debería estar orgulloso de no haber estudiado hasta la noche antes del examen – es algo totalmente contraproducente. Al contrario, esa noche debes estar centrado en asegurarte de tener todo listo para el examen. Cena bien, intenta relajarte lo máximo posible y vete a dormir pronto. Puedes leer algún resumen de tus apuntes o hacer tests pero no deberías estar estudiando algo que no hayas estudiado en las semanas pasadas.

Piensa en positivo. Intenta no pensar en lo que puede salir mal durante el examen. Tan solo recuerda que te has preparado para el examen parcial con ahínco y estás preparado para obtener el mejor resultado posible.

El Día del Examen

Aquí tienes algunos consejos para el día en el que te postulas a los exámenes parciales:

Cómo-estudiar-para-los-parciales

  • Madruga para no tener que desayunar y arreglarte corriendo
  • Repasa la hora y lugar del examen para evitar cualquier confusión y acabar en el lugar equivocado
  • Revisa que tienes todo lo necesario antes de salir de casa – Carné de estudiante, bolígrafo, mapa para llegar al lugar del examen, etc.
  • Recuerda escribir tu nombre en la hoja del examen. No te imaginas la cantidad de gente que olvida hacerlo
  • Lee todas las preguntas del examen cuidadosamente antes de empezar y planifica el tiempo que vas a dedicar a responder cada una de ellas

¿Nos hemos dejado algo? Cuéntanos tus secretos de preparación para los exámenes parciales.

Fuente:http://www.examtime.es/examen-parcial/

www.Maestro21.org

El derecho de los niños a perder

León Trahtemberg.-

Muchas familias, clubes deportivos  y colegios han traducido las recomendaciones de los  psicólogos de evitar traumatizar a los niños que tienen algunas dificultades en una actitud de recompensar a todos por cualquier cosa que hagan. Incluso ahora se otorgan trofeos y medallas a todos,  por el solo hecho de participar. Se quiere transmitir a los niños la sensación de que siempre son ganadores, o que todos son ganadores.

Por eso es bueno estudiar el efecto de las alabanzas y las recompensas en los niños.

Lo que se conoce es claro: los premios ocasionales o producto de mucho esfuerzo pueden ser motivadores poderosos, pero el reconocimiento sin parar no inspira a los niños a tener éxito. Es más, puede desalentarlos.

Sobre el tema Ashley Merryman escribió un interesante artículo “Losing Is Good for You” (New York Times, 24/09/2013) en el que cita hallazgos de la psicóloga Carol Dweck de la Universidad de Stanford quien encontró que los niños en un principio responden de manera positiva a las alabanzas y disfrutan de escuchar que son talentosos e inteligentes. Pero después de muchos  elogios respecto a sus habilidades innatas, tienden a colapsar ante las primeras experiencias de  dificultad. Desmoralizados por el fracaso que no saben cómo digerir, prefieren evadir la situación de riesgo en lugar de hacer nuevos intentos por superarlos. Los investigadores Bradley Morris y Shannon Zentall pidieron a varios niños en un experimento controlado, que hagan dibujos. Los que escucharon elogios por su trabajo respecto a su talento innato se obsesionaron dos veces más que los otros con los errores que habían hecho. El paso siguiente es abandonar ante algo exigente.

A los 4-5 años los niños ya no pueden ser engañados con trofeos. Ellos saben quién hace las cosas muy bien y a quién le cuesta trabajo hacerlo. Pero aquellos que pueden sentirse animados a   competir, si saben que automáticamente van a recibir una recompensa, actúan como si pensaran  ¿para qué esmerarse? ¿Por qué molestarse en aprender a resolver problemas?

Merryman sostiene que si él fuera un entrenador de béisbol, solo tendría tres premios: al mejor en todo, al que tiene mayor progreso y al que muestra más deportividad, y les daría una lista de cosas  que hay que hacer para ganar cada uno de esos premios. Sabrían desde el primer momento que la excelencia, la mejora, el carácter y la persistencia son valorados.

Sin duda antes de castigar a los niños se debe tener en cuenta sus niveles individuales de desarrollo cognitivo y emocional, para lo cual hay que hacer un seguimiento de cada uno,  cambiando el enfoque de trabajo si hay resultados negativos. Sin embargo, cuando se trata de premios, sostener que los niños deben ser tratados todos de manera idéntica -todo el mundo siempre tiene que ganar- parece un error. Eso solo produce resultados negativos para los niños concretos y para la sociedad en su conjunto.

Quienes estudian los recientes aumentos en el narcisismo en los estudiantes advierten que cuando las salas de estar están llenas de trofeos de participación el mensaje cultural  parece ser que para tener éxito basta con participar. Poco a poco los estudiantes de colegio y universidad llegan a la conclusión que si se puede recibir premios y reconocimientos sin que haya mediado un trabajo esforzado ¿para qué esforzarse?.  En no poco casos, hay empleados que por  asistir puntualmente a todas las jornadas de trabajo y actividades creen estar en la línea para merecer algún reconocimiento o ascenso.

La verdad de las cosas es que en la vida muchas veces se pierde más de las que se gana, aún si alguien es bueno en un campo. Las personas sólidas son aquellas que pese a ello siguen adelante  sin resignarse. Si los niños cometen errores, no se trata de convertirlos en victorias decoradas. Se trata de enseñarles a subsanar sus errores, superar sus dificultades y contratiempos, tolerar las frustraciones, de modo que puedan entender que el éxito es función del progreso a lo largo del tiempo y no el resultado de una victoria o derrota en particular.

El niño tiene que recuperar su derecho a perder.

Fuente: http://eltiempo.pe/2013/10/19/el-derecho-de-los-ninos-a-perder/

¿Qué aporta la educación musical?

Por: MARTA VÁZQUEZ-REINA

¿Quién decide qué materia curricular es más importante que otra? Las administraciones educativas de nuestro país en sus nuevas ordenaciones curriculares han relegado el papel de las enseñanzas musicales en Primaria y ESO a un puesto secundario respecto a otras asignaturas. Sin embargo, las investigaciones y estudios sobre el papel de la educación musical en la formación integral de los estudiantes recalcan, entre otros aspectos, que estimula de forma positiva la inteligencia y mejora los resultados en otras áreas de conocimiento.

La materia en el currículum

Educacion_musical_Maestro21

A pesar de que numerosas investigaciones delatan los evidentes beneficios que ejerce la educación musical sobre la formación integral del alumno, el sistema educativo relega esta materia a los mínimos de docencia establecidos. El reconocimiento y valoración del papel que estas enseñanzas desempeñan en la educación global es una de las principales reivindicaciones de los profesionales de la asignatura. Tras la implantación de la Ley Orgánica de Educación (LOE 2006), habían visto como, tanto en Primaria como en Secundaria, la carga lectiva de música se había reducido de forma drástica.

Hay discrepancia entre las lecciones de música del currículum actual y las que se imparten

El proyecto de investigación meNet (Music Education Network), que ha contado con la colaboración de 90 instituciones educativas de 23 países europeos, ha analizado durante el periodo 2006-2009, entre otros aspectos, las similitudes y diferencias en educación musical de los distintos sistemas educativos. Las conclusiones sobre nuestro país remiten a una relevante discrepancia entre las lecciones de música estipuladas en el currículum actual y las que realmente se imparten. «Las recomendaciones dadas por los profesores de música e instituciones de educación musical de España y otros países han sido ignoradas de forma sistemática por las autoridades», recalca el informe.

Música y habilidades

José Antonio Rodríguez-Quiles, catedrático de Educación Musical de la Universidad de Granada, y coordinador de meNet en nuestro país, resalta sin embargo en su articulo ‘¿Es necesaria una Educación Musical para todos?’ (Revista de la Lista Europea de Música en la Educación), las innumerables ventajas que reporta a los niños la práctica continuada de la música en la escuela. Entre otros beneficios, este especialista señala que permite que experimenten por sí mismos su propia capacidad de expresión, favorece el aumento de las competencias sociales gracias a la práctica en grupo y facilita el significado de la forma y el orden.

La educación musical reforzada estimula de forma positiva la inteligencia

Sigue leyendo

ALEMANIA Urgente: se buscan educadores

niños

En toda Europa se exige una carrera universitaria para trabajar en un jardín de infantes, no así en Alemania. Ahora se comienzan a exigir mejores calificaciones, y siguen haciendo falta educadores, sobre todo hombres.

En Alemania hay cerca de 70 carreras con el título de “Pedagogía Infantil” que pueden cursarse como estudio a tiempo completo o al mismo tiempo que se trabaja. Sin embargo, la mayoría de las personas que cuidan y educan a los niños en los jardines de infantes alemanes no estudiaron una carrera universitaria. Uno de los motivos es, según Elke Alsago, una sociopedagoga que dirige una de esas carreras en la Escuela Superior Protestante de Hamburgo, el concepto de la mujer que hay en Alemania. “La carrera de educador(a) es una típica carrera para mujeres que se entiende como una preparación para su vida como esposa y madre”, explica. Sigue leyendo