Los cambios en ciencia y tecnología

Rolando Paucar Jáuregui. Físico nuclear

En 2004 se promulgó la Ley Marco 28303 de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica, la que estableció el Sinacyt, que es el conjunto de instituciones y personas naturales del país, dedicadas a la investigación, desarrollo e innovación tecnológica.

El Concytec es el organismo rector del Sinacyt y está encargado de dirigir, fomentar, coordinar, supervisar y evaluar las acciones del Estado en el ámbito de la ciencia, tecnología e innovación tecnológica.
Lo conforman universidades públicas y privadas, sector empresarial, programas nacionales y especiales de CTeI, instituciones e integrantes de la comunidad científica, entre otros.
Existe además una Dirección de Articulación y Gestión del Sinacyt, que es el órgano de línea encargado de diseñar e implementar los mecanismos de coordinación, intercambio y concertación de los sectores e instituciones comprometidos, así como el proceso de seguimiento y evaluación global de resultados de las actividades de investigación e innovación.
Hasta aquí todo parece seguir un orden establecido por ley y que supone debe dar los buenos resultados que el país necesita, sin embargo no ha sucedido así.
Sabe usted, por ejemplo, ¿qué están haciendo las organizaciones científico-tecnológicas que integran dicho sistema para impulsar los planes y programas? Hasta la fecha ha habido poca información al respecto.
Cuando se invoca la necesidad de que el país cuente con iniciativas destinadas a promover una mejor articulación e integración entre el sector productivo y los actores de la innovación, no debe olvidarse que son los institutos especializados los que podrían contribuir a crear las sinergias necesarias entre el sector privado y la política del Estado.
Es necesario señalar que no todas estas instituciones cumplen esta función, como es el caso del Instituto Peruano de Energía Nuclear (IPEN), institución que a la fecha actúa como juez y parte y esto lo pone en un potencial riesgo de accidentes nucleares,
El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), en la norma «Infraestructura legal y estatal para la seguridad nuclear, radiológica, de los desechos radiactivos y del transporte», señala que se debe crear un órgano regulador independiente y otras medidas destinadas a lograr un control reglamentario eficaz de las instalaciones y actividades nucleares.
Con esto no dudamos de la transparencia del actuar de las actuales autoridades del Concytec, pero sí es vital para la salud de esta institución y del país buscar mecanismos eficaces de fiscalización.
El Gobierno ha anunciado que va a priorizar el desarrollo de la ciencia y la tecnología en el país, el jefe del Gabinete Ministerial, Juan Jiménez Mayor, ha dado cuenta de importantes incrementos en el presupuesto.
Así se está dando clara muestra de que el interés del Gobierno por apostar por la CTI no es puro cuento, se han dado también una serie de cambios que todos esperamos cumplan con las metas establecidas.
Sin embargo, es nuestro deber señalar que hace falta evaluar lo avanzado y corregir las actuales deficiencias.
Fuente:  Elperuano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *